lunes, 4 de mayo de 2009

CLUB SHALOM MAYO


ACTIVIDAD:
CLUB SHALOM (PROMOCIÓN PAGI)


1. TEMA: ISRAEL, UN PUEBLO SIN IGUAL

El pueblo Judío nace en la tierra de Israel. Ahí se desarrolló parte considerable de la larga historia de la nación, de los cuales los primeros mil años están registrados en la Biblia. Ahí se formó su identidad cultural, religiosa y nacional a lo largo de los siglos, aún después que la mayoría fuera enviada por la fuerza al exilio.
Durante los largos años de dispersión, el pueblo Judío nunca cortó ni olvidó su lazo con la tierra. Con el establecimiento del Estado de Israel en 1948, la independencia Judía, perdida dos mil años antes, fue recobrada.

1. La Halajá, el lazo que sostuvo al pueblo
La Halajá es el conjunto de leyes que ha guiado la vida Judía en todo el mundo, desde los tiempos
Post-bíblicos. Trata de las obligaciones religiosas de los judíos, tanto en sus relaciones entre ellos como en su conducta ritual, y comprende prácticamente todos los aspectos del comportamiento humano Nacimiento y Matrimonio, alegrías y pesares, agricultura y comercio, ética y teología. Originada en la Biblia, la autoridad halájica se basa en el Talmud, el compendio de ley y erudición judía (que finaliza aproximadamente en el año 400).

2. El Sionismo
El movimiento de liberación nacional del pueblo judío deriva su nombre de la palabra ”Sion”, sinónimo tradicional de Jerusalén y la tierra de Israel. La idea del sionismo (la redención del pueblo judío en su patria ancestral) está arraigada en la continua y profunda relación con la tierra de Israel que ha sido parte inherente de la existencia judía en la diáspora a lo largo de los siglos.
El Sionismo político surgió como respuesta a la continuada opresión y persecución de los Judíos en la Europa Oriental y a la creciente desilusión de la emancipación formal en la Europa Occidental, que ni puso término a la discriminación ni llevó a la integración de los judíos en sus sociedades locales. Encontró expresión formal en el establecimiento de la organización Sionista (1897), en el primer congreso Sionista convocado por Teodoro Herzl en Basilea, Suiza. El programa del movimiento Sionista contenía tantos elementos ideológicos como prácticos, destinados a promover el retorno de los judíos a la Tierra; facilitando el resurgimiento social, cultural, económico y político de la vida nacional judía, y logrando un hogar para el pueblo judío en su patria histórica.

3. El Estado de Israel
Inspirados por la ideología Sionista, empezaron a llegar al país grandes flujos de judíos resueltos a
restaurar su patria labrando la tierra, afrontaron situaciones muy difíciles, redimieron los áridos campos de siglos de abandono. Sucesivas olas de inmigrantes llegaron entre 1919 hasta 1934, entre los cuales muchos eran profesionales y académicos, cuyo nivel de educación, capacidades y experiencia elevó niveles en el comercio, mejoró el bienestar urbano y rural, y amplió la vida cultural de la comunidad. Luego, tuvieron que afrontar durante la segunda guerra mundial el Holocausto Nazi, en donde perdieron la vida más de seis millones de judíos, incluyendo un millón y medio de niños, de una población de casi nueve millones, que una vez constituyó la mayor y más vibrante comunidad judía en el mundo. El 14 de mayo de 1948, al concluir el mandato británico, la población judía en el país llegaba alrededor de 650.000 personas que formaban una comunidad organizada con instituciones políticas y sociales y económicas bien desarrolladas (de hecho, una nación en todo el sentido de la palabra y un estado que carecía únicamente de nombre). Israel proclamó su independencia.

Israel es el hogar de una población muy diversa que proviene de mucho trasfondos étnicos, comunitarios, religiosos, culturales y sociales. Es una sociedad nueva con antiguas raíces que hoy en día sigue cristalizándose y desarrollándose. La sociedad es relativamente joven y se caracteriza por un compromiso social y religioso, una ideología política, un ingenio económico y una creatividad cultural, que otorga impulso a su continuo desarrollo, cumpliéndose así lo dicho por el salmista en el salmo 133:1 “Mirad cuan bueno y cuan delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía”

4. Israel Un pueblo Escogido
Dios escoge una nación y un hombre llamado Abraham, haciendo pacto con él; este pacto incluye la posesión de la tierra prometida y la multiplicación de su simiente. Esta promesa Dios se la confirma a Isaac y a Jacob. Los propósitos de Dios para con Israelnos los describe el Apóstol Pablo en (Romanos 9:4-5) y lo podemos resumir así:

· Recibir, escribir y Transmitir la Biblia
· Preservar y transmitir la pureza de los textos escritos
· Servir como familia humana, de la provendría el Mesías
· Ser testigos ante el mundo pagano, del único Dios verdadero

A través de Moisés Dios le exhortó muchas veces a la obediencia, la cual le seria prósperos (Deuteronomio 28:63-65).
El pueblo de Israel fue muchas veces llevado cautivo pero, Dios siempre les dio promesa de restaurarlos, de recogerlos de lugares lejanos y traerles de regreso a su tierra (Ezequiel 36:26-27; 37:1-14). Hoy podemos ver el cumplimiento de su palabra.


Aplicación Teoterápica

De nuestro corazón debe brotar un profundo agradecimiento y un gran amor por el pueblo de Israel, pues por su transgresión, conocimos nosotros la salvación eterna. Debemos reconocer que son un pueblo especial para Dios. Él mismo los eligió y aunque estos momentos están cegados sus ojos para entender la obra redentora de Cristo, nuestro compromiso es de oración continua para que Israel sea salvo.

2. METODOLOGIA: Video Histórico de Israel

3. DINAMICA: En una maqueta hacer un mini Israel el mapa de Israel en rompecabezas.

4. DECORACION: Banderas de Israel, cintas de color blanco y azul

5. COMITÉ DE BIENVENIDA: Asesores Club Shalom

6. REFRIGERIO: Kibis y jamus (ver guía Club Shalom 2008)

7. DETALLES QUE ENAMORAN: Una moneda Israelí “Shekel” un billete de un dólar o una moneda de dólar

8. ACTIVIDAD: CAPACITACION PROMOTORES PAGI

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada